Inicio

HUELVA; EL CID y la despedida m√°s feliz

000a100 huelva el cid

EL CID y la despedida m√°s feliz

Dos orejas paseó del cuarto del festejo, un animal premiado con la vuelta en el arrastre; ovacionados resultaron Serna y Escribano con más de media plaza en los tendidos.

PABLO L√ďPEZ RIOBOO

Se desped√≠a Fernando Cuadri de la afici√≥n de Huelva. Tras m√°s de una d√©cada de usencia volv√≠a a Colombinas en el a√Īo de si adi√≥s. Un adi√≥s que compart√≠a con ele El Cid, un torero cabal y con un curriculum al alcance de pocos. Pues bien, Fernando y Manuel vieron como en el d√≠a de su despedida se colmaban todos los sue√Īos que horas antes ten√≠an en la cabeza. Brigada, Almonte√Īo y Rebaja plasmaron sobre el ruedo de la merced todo aquello que define a su ganader√≠a. Bravura, entrega, raza, calidad‚Ķ, todas esas virtudes que canalizaron en su muleta un torero de Salteras y otro de Sevilla capital. Esa suerte que tuvieron ambos y que supieron aprovechar. El otro sevillano del cartel, Manuel Escribano, se fue de vac√≠o ante un lote inocuo con el que estuvo muy seguro.

El triunfador de la tarde fue Manuel Jes√ļs el Cid. Abri√≥ la tarde un casta√Īo de Cuadri que tuvo en la humillaci√≥n su mayor virtud. Toro que galop√≥ de salida y meti√≥ la cara con clase en el capote del de Salteras. Cumpli√≥ en el √ļnico puyazo que se le dio pese a mostrar justeza de fuerza. Toro al que hab√≠a que llegar mucho y tirar de √©l, ten√≠a su distancia. El Cid dej√≥ series de buen corte, mano baja y templado metraje. Sobresalieron a diestras dos tandas interesantes con el toro pidiendo la muleta siempre por abajo. Exigente en distancias y alturas el toro al que a Manuel consigui√≥ entender en fases de sus trasteo. Al natural el sevillano llev√≥ empapado a un animal que lleg√≥ incluso a hacer el avi√≥n. Pese al buen trasteo de El Cid la faena no acab√≥ de tener continuidad. Se afligi√≥ el toro al final de faena lo que oblig√≥ al matador a ir a por la espada. Tras pasaportar al animal escuch√≥ una ovaci√≥n. El de Cuadri se fue al desolladero entre las palmas de sus paisanos. Ovacionado result√≥ Curro Robles tras un √ļltimo par de gran ajuste.

En el cuarto se vivi√≥ el cap√≠tulo m√°s destacado de tarde. Hubo toro y torero en el ruedo. Un Cuadri de bandera peleaba sin descanso por salvar su vida. Temple, clase, galope, casta, entrega..., y un torero que lo cuaj√≥ en series profundas y de mano baja. Se unieron toro y torero para crear una obra para el recuerdo. Toro de nota, bravo en todos los tercios al cual se le lleg√≥ a pedir el indulto. Para este que les habla, toros as√≠ no deben morir en una plaza. El Cid lo cuaj√≥ por ambos pitones. Suavidad, temple, conocimiento de las alturas y distancias, todo ello unido a una suavidad y un temple exquisito. Faena siempre a m√°s, en la que toro y torero dieron la mejor versi√≥n de s√≠ mismos. Manuel estuvo centrado, sabiendo que hacer en cada momento y que teclas tocar para que la melod√≠a sonara bien. Pulse√≥ al animal en naturales largos y profundos, de esos interminables. Por el lado derecho no baj√≥ la intensidad del trasteo. Se desped√≠an Manuel Jes√ļs y Fernando de Huelva, y lo hicieron con nota. Firm√≥ su obra con un gran espadazo.

Hab√≠a entendido a la perfecci√≥n Rafa Serna al tercero de la tarde, un animal de Cuadri con nobleza pero al que le costaba irse tras los vuelos. A base de temple y paciencia fue el sevillano haciendo a un toro que tras sobarlo mucho acab√≥ sacando fondo. Fue confi√°ndose poco a poco Rafael hasta acabar entendiendo eso que ped√≠a y ten√≠a dentro el toro. La serie de naturales fue clave. De uno en uno, sin obligarle consigui√≥ que el animal embistiera con cierto temple a media altura. Fue clave para en la siguiente con la derecha acabar de meter a la parroquia onubense en la faena. Lo templ√≥ con las yemas de los dedos en muletazos pausados, siempre con la cabeza fr√≠a y las plantas asentadas. Estaba Rafa dando un golpe sobre la mesa, dejando patente que es un torero m√°s maduro y cuajado pese a estar en el banquillo. Pero lo que iba camino de tocar triunfo se esfum√≥ por el mal uso de la espada. Faenas as√≠ no pueden emborronarse de esa forma, y el a buen seguro que lo sabe. Salud√≥ desde el tercio una cari√Īosa ovaci√≥n tras sonar un aviso. El sexto fue otro animal deslucido con el que Rafa Serna estuvo digno.

No tuvo opciones Manuel Escribano con ninguno de su lote. El primero por descastado y el segundo geniudo y a la defensiva. En ambos toros el torero de Gerena intentó sobreponerse a las adversidades, pero con semejante lote no se podía hacer otra cosa. Le brindó su faena al segundo a Espartaco, un trasteo con más intención que lucimiento ante un toro de viaje corto y embestida a media altura. En el quinto estuvo siempre en su sitio, apostó por un toro muy agarrado al piso que nunca quiso ir hacia adelante. Expuso Escribano en la faena de muleta ante un toro mirón y descastado. Un animal que se lo guardó todo dentro y al que le costaba un mundo pasar.

 

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de La Merced, Huelva. Primera de la feria de Colombinas. M√°s de media plaza. Toros de Cuadri, correctos de presentaci√≥n e interesante juego. Destac√≥ la clase y humillaci√≥n del primero, la nobleza a media altura y el buen fondo del tercero, as√≠ como la bravura y la exigencia del importante cuarto de nombre 'Rebaja' premiado con la vuelta al ruedo.

El Cid (Azul Marino y oro): Ovaci√≥n y  dos orejas

Manuel Escribano (Nazareno y oro): Silencio y ovaci√≥n con saludos

Rafael Serna (Azul Pur√≠sima y oro): Ovaci√≥n con saludos tras aviso y silencio tras aviso

CULTORO

bolanos 18 SEPTIEMBRE

 

Calendario de festejos taurinos

Enero 2022
LunMarMieJueVieSabDom
12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31
contador de visitas
contador de visitas