Inicio

TUDELA (NAVARRA) El Cid y Daniel Luque triunfadores de la primera feria

000a719 tudela 2017

TUDELA (NAVARRA) El Cid y Daniel Luque triunfadores de la primera feria

Manuel Jesús 'El Cid' cortó dos orejas, una con cada toro de la ganadería salmantina. También Daniel Luque consiguió tres orejas, una con su primero y dos con el último. Juan José Padilla logró una oreja con su segundo

Dicen que en las situaciones de crisis, hay quienes lo ven todo negro y quienes encuentran oportunidades. En Tudela, hace dos años, se cernía un futuro oscuro sobre su plaza de toros, con entradas pésimas de público y nefastos espectáculos en el ruedo. Unos ediles con modos de iluminados intentaron acabar con la fiesta. El resultado ha sido el contrario. La reducción de festejos en la “Chata de Griseras” ha repercutido en un aumento de su calidad y en una mayor afluencia de público . El público salió ayer de la plaza contento y con ganas de volver.

El buen sabor de boca lo aportó principalmente la corrida de Aldeanueva. Los toros de El “Raboso” fueron saliendo de chiqueros uno a uno en el tipo de la ganadería, enseñando la cara y con pitones de buena apariencia. Salvo la cornadita en la pata con la que el primero salió a la plaza, la corrida no tuvo mácula.
Un toro de Valdefresno remendó el sexteto al ser descartado uno de los titulares en los momentos previos al sorteo. Una pena no haberlo visto en la plaza, porque a juzgar por el comportamiento de los hermanos, hubiese puesto la guinda a la tarde.

La corrida comenzó con la puesta en escena del espectro de Juan José Padilla. Quien hoy hace el paseíllo anunciado con su nombre es la némesis del jerezano. El matador Jerezano ha sido ejemplo de muchas cosas. De la superación a la vitalidad o de la vergüenza torera. El Padilla de ayer es la imagen de quien no va a saber marcharse a tiempo. Mandó ejecutar al primer toro en la suerte de varas, no puso banderillas y con la muleta hizo todo lo posible para que no se pudiese apreciar ninguna virtud en el toro. Tras dos pinchazos y media estocada tendida, el silencio se hizo en la plaza.

En el cuarto, Padilla le lió la mundial a la presidencia por un rápido cambio en el tercio de varas. La presidencia había actuado con el reglamento en la mano y la cautela que daban los antecedentes toricidas del pirata jerezano. El de Aldeanueva había resultado muy bravo ante el penco pero, de no cambiarse el tercio, esta hubiese podido ser la última escena recordable del toro.

Padilla se encorajinó puso banderillas con acierto y en la muleta mostró lo desacertado de su propio criterio. El toro era un espectáculo, humillando y embistiendo y en absoluto se había quedado crudo. Hasta el espectro del jerezano pudo cortarle la oreja.

Quedaba por ver lo mejor de la tarde. Manuel Jesús “El Cid” cuyos años de vino y rosas pasaron hace tiempo a la historia, pudo recuperar lo mejor de su repertorio toreando a “Jiraldillo”, uno de los toros más codiciosos que se han visto en Tudela.

En la suerte de varas, el toro había metido los riñones en el peto y tras un comienzo de faena incierto, el pitón izquierdo de el de “El Raboso” permitió ver unos naturales antológicos.

Aquello pasó del toma y daca a la ligazón y de la ligazón a tandas donde “El Cid” volvía a ser aquel que la memoria del aficionado recordaba. Y superar en el presente la memoria selectiva, es lo más difícil en el toreo. La estadística reflejará que el Cid cortó ayer dos orejas, la memoria dirá que en Tudela le vieron torear.

No se quedó atrás Daniel Luque. El eterno enfadado con todo, se llevó una alegría con el tercero de su lote. Toreó al natural recordando aquello que muchos siempre supieron: que tuvo las mejores cualidades para haber reinado en el toreo, pero que los méritos propios se lo impidieron.

Con el sexto, otro tipo de toro, otro encaste, otro comportamiento, Luque tiró de inteligencia y la suavidad con la que trataba al bruto, se transformó pronto en temple. Un broche a una tarde que finalizaba con la foto de dos matadores a hombros y un parco reconocimiento al ganadero.

Ficha Técnica
Ganado 
Cinco toros de Aldeanueva y uno, 6º, de la ganadería de Valdefresno. Bien presentados, destacaron tercero, cuarto y quinto, ovacionados en el arrastre. Bravos, codiciosos y nobles.

Diestros
Juan José Padilla: silencio y una oreja. Manuel Jesús “El Cid”: oreja y oreja con petición de la segunda. Daniel Luque: oreja y dos orejas.

Presidencia
A cargo de Jorge Sáenz Gil, asesorado por Francisco Sagardía en la faceta artística y Rosa López Galindo en la veterinaria. Rigurosos en la concesión de trofeos y con rigor en los cambios de tercio.

Manuel Pasal/ Diario de Navarra

bolanos 18 SEPTIEMBRE

 

Calendario de festejos taurinos

Octubre 2017
LunMarMieJueVieSabDom
1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031
contador de visitas
contador de visitas